¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

Estas 5 ideas que se presentan a continuación son muy fáciles de poner en práctica y notarás sus efectos en tu bolsillo desde el primer mes:

  • Compra electrodomésticos con eficiencia energética alta: los aparatos electrónicos se clasifican con una escala de letras, con valores de la A a la D. Donde A representa los de mayor ahorro energético y la D los de menor. Hay otros 3 valores superiores a la A: A+, A++ y A+++.
  • Mantén la instalación eléctrica de tu casa en buen estado: unos enchufes, cables e interruptores en mal estado, pueden incrementar tu consumo eléctrico. Además de causar daños en electrodomésticos. Haz una revisión cada 5 años para asegurarte que todo está en orden y cambia los componentes en mal estado para reducir el consumo eléctrico.
  • Contrata la potencia que necesites: tener contratada más potencia de la que te hace falta hará que tu mínimo mensual sea elevado. Y tener menos puede hacer que te cobren recargos por pasarte de la potencia contratada. En este último caso, el suministro podría interrumpirse si tienes demasiados aparatos conectados y causar daños en algunos de ellos.
  • Compara las tarifas de varias compañías: en ocasiones puedes encontrarte diferencias de precio altas entre ellas. Y algunas pueden ofrecer condiciones especiales que pueden ayudarte a ahorrar en la factura de la luz.
  • Apaga los aparatos que no estés usando: recuerda que siguen consumiendo electricidad aunque estén en standby.

Consejos para ahorrar energía al cocinar

Si cocinas habitualmente, esta serie de recomendaciones te ayudarán a gastar menos:

  • Usa una cocina de gas: al eliminar un aparato eléctrico contribuirás al ahorro de energía en casa. Además, las cocinas de gas son más eficientes, sobre todo al preparar comida para varias personas.
  • Cocina con cacerolas de fondo grueso: aprovechan mejor el calor y lo distribuyen mejor por el interior del recipiente. Necesitarás menos energía para calentarlas y te ayudarán a reducir la factura de la luz. Puedes echar un vistazo a las que tenemos anunciadas en la web.
  • Elige los recipientes de acuerdo a la cantidad de comida: al utilizar una olla muy grande, se necesita una mayor cantidad de energía para calentarla. Si vas a cocinar una ración pequeña, es más adecuado que uses una cacerola pequeña y ahorres electricidad.
  • Apaga la cocina o el horno un poco antes de terminar de cocinar: estos aparatos continúan calientes una vez que los apagas y ese calor residual aún es suficiente para terminar de cocinar o calentar tu comida.
  • Tapa las cacerolas mientras cocinas: evitarás que el calor se escape y podrás ahorrar energía manteniendo la potencia del fogón más baja.
  • Evita abrir el horno más de lo necesario: cada vez que lo haces, se pierde parte del calor y es necesario gastar electricidad para restaurarlo.

Ahorro energético en iluminación

Una de las maneras de ahorrar energía más obvias en este campo es apagar las luces que no necesitamos. Evita dejarlas encendidas cuando te vas de una habitación o cuando sales de casa, aunque sea sólo un momento.

También es muy importante aprovechar al máximo la luz solar siempre que sea posible. Si la temperatura es buena, mantén las persianas levantadas, para que la casa se ilumine con luz natural y tú puedas reducir la factura de la luz. Es recomendable usar cortinas ligeras y finas.

Otra acción pequeña y fácil de llevar a cabo con la que podrás ahorrar luz en casa es reduciendo el número de bombillas que tienes en cada cuarto. Seguro que en algunos de ellos tienes lámparas o focos con varias bombillas. Y la luz podría ser adecuada si eliminas algunas de ellas.

Y si cambias las bombillas normales por leds podrás conseguir hasta un 70% de ahorro de luz eléctrica. Iluminan muy bien y gastan muy poco, por lo que son una opción que debes tener en cuenta. Si no te gusta su tono blanquecino, puedes decantarte por bombillas de bajo consumo, que gastan menos que las convencionales.

ahorrar luz

¿Cómo ahorrar energía en casa al limpiar?

Cualquier tarea que se repita a menudo puede ser un agujero por el que se va tu dinero si no intentas ser lo más eficiente posible. Presta atención a estas recomendaciones y ahorra al mantener limpia tu casa:

  • Usa el lavavajillas: al lavar a mano gastas más agua. Y esto redunda en un mayor gasto eléctrico para calentar esa agua. Además, puedes programar el lavavajillas para que empiece el lavado en los horarios en que tu tarifa eléctrica sea más barata.
  • Vigila la forma en que usas la lavadora: puedes ahorrar luz si lavas en agua fría o a baja temperatura siempre que sea posible. De igual manera, si el estado de la ropa lo permite, es recomendable elegir programas cortos sin prelavado.

También es conveniente que pongas la lavadora a funcionar sólo cuando esté llena y evites los lavados a media carga.

  • Evita la secadora: es uno de los aparatos que más consume. Si consigues dejar de usarla notarás un ahorro en la factura de la luz notable. Siempre que el clima te lo permita, cuelga la ropa a secar al aire libre.
  • Haz sesiones de planchado largas: la plancha consume mucha más electricidad para calentarse que para mantener su temperatura de trabajo. Si acumulas varias prendas y haces una sesión de planchado semanal ahorrarás más energía que si haces muchas sesiones cortas a lo largo de la semana.

Trucos para ahorrar luz en calefacción

Mantener la casa caliente en invierno puede tener un coste elevado. Sobre todo si te limitas a subir el termostato sin prestar atención a otros detalles:

  • Usa ropa adecuada al tiempo que hace: una bata de casa y unas buenas zapatillas te ayudarán a mantenerte calentito sin necesidad de poner la calefacción al máximo.
  • Cambia las alfombras, cortinas y la ropa de cama: elige unas más gordas en invierno, que te ayuden a mantener la temperatura mientras ahorras energía en casa. Y en verano puedes sustituirlas de nuevo por unas que den menos calor.
  • Evita que se pierda el calor: en vez de subir la temperatura, asegúrate de que la vivienda está bien aislada. Mantener las persianas bajas por la noche contribuye al ahorro eléctrico, porque gran cantidad del calor se pierde por los cristales que se enfrían al estar en contacto con el exterior.

También es importante que tapes las rendijas que puede haber bajo las puertas o en las ventanas. Para ello puedes usar burletes aislantes.

  • Instala un sistema de calefacción eficiente: utilizar termostatos en diferentes zonas de la casa te permitirá subir y bajar la temperatura de un área determinada, en vez de tener que hacerlo en toda la vivienda. 

Hoy en día el sistema que ofrece los mejores resultados y el ahorro de energía más alto es la calefacción por suelo radiante.

como ahorrar luz

Presta atención a los pequeños detalles y conseguirás ahorrar en la luz más de lo que imaginas

Como acabas de ver, hay multitud de formas de ahorrar energía en casa. Si analizas cada una de ellas de manera aislada, puede parecer que la reducción en el gasto energético sea insignificante. Pero si pones en práctica varias de estas medidas a la vez, el ahorro de energía puede ser considerable.

La idea principal detrás de todos estos consejos es la de usar la energía de forma más eficiente: electrodomésticos modernos, instalaciones eléctricas al día y tarifas eléctricas adecuadas a tu hogar serán la base de cualquier estrategia para ahorrar electricidad en casa y reducir la factura de la luz.

Source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *