Los alquileres vacacionales están de moda. A muchos viajeros les resulta más cómodo (¡y económico!) alojarse en una vivienda turística, y lo prefieren a un hotel. Y para los propietarios de esas viviendas es una forma de obtener un beneficio de una segunda residencia, la cual suele estar mucho tiempo vacía.

En vistas a poder ofrecer los precios más competitivos posibles, uno de los principales factores a tener en cuenta son los gastos en electricidad y energía. Veamos cómo podemos ahorrar en la factura de la luz en un alquiler vacacional:

Contenido mostrar

1. Informa y conciencia a los huéspedes

2. Revisa todas las instalaciones eléctricas

3. Cambia a iluminación LED

4. Fíjate en la eficiencia energética

5. Utiliza dimmers

6. Instala medidores de consumo

7. Tarifa de electricidad en segundas residencias

7.1. Control de plagas para propietarios de alquileres vacacionales

Informa y conciencia a los huéspedes

Hoy en día, es muy habitual encontrar avisos para ahorro de energía o agua en hoteles y alojamientos turísticos. Está claro que la gente cada vez está más concienciada en este sentido, sobre todo de cara a la reducción de la contaminación, pero un recuerdo nunca viene mal.

Uno de los aspectos más importantes es el uso adecuado del aire acondicionado, el cual hay que usar, a poder ser, solo en verano y cuando la temperatura ronde (o supere) los 25 grados.  

Revisa todas las instalaciones eléctricas

Una instalación en mal estado puede consumir mucho más que una correcta. En este sentido, ya es obligatorio que las viviendas posean certificados que demuestren que sus instalaciones funcionan de forma correcta y no hay riesgos.

Puede parece algo contradictorio gastar dinero si lo que se busca es ahorrar, pero si un especialista te dice que conviene que cambies tu instalación, hazle caso: será una gran inversión que te reportará un buen ahorro.

Cambia a iluminación LED

La iluminación LED posee una coste bastante mayor que las bombillas tradicionales. Sin embargo, su consumo puede llegar a ser hasta un 80% menor que las bombillas tradicionales, por lo que su coste se recupera a corto plazo.

Fíjate en la eficiencia energética

Bombillas para ahorrar energía en un alquiler vacacional

Los aparatos eléctricos que usamos en una vivienda consumen muchísima energía, sobre todo si su eficiencia energética es menor. En este sentido, tener electrodomésticos y aparatos eléctricos (como los que se usan para climatizar o calentar agua) muy eficientes (etiqueta energética A como mínimo) puede conllevar un ahorro de más del 20% en el consumo de estos aparatos.

Como hemos mencionado, otro aspecto fundamental para que un aparato eléctrico sea eficiente es que lo mantengamos en condiciones óptimas.

Utiliza dimmers

Un Dimmer es un dispositivo que nos permite regular la intensidad de la luz. Son muy económicos y sencillos de instalar.

Para el huésped resulta muy útil, porque le permite adaptar la intensidad de la iluminación, creando distintos ambientes. Para el propietario de la vivienda también es muy beneficioso ya que le permite ahorrar en en iluminación.

Instala medidores de consumo

Los medidores de consumo son dispositivos que informan del consumo de una instalación eléctrica.

Entre sus funciones encontramos: calcular con anticipación lo que nos costará la factura, saber lo que consume cada electrodoméstico, saber si nos convienen tarifas especiales como las de discriminación horaria, etc. Esto nos permitirá reducir el consumo de energía y la factura de electricidad.

Tarifa de electricidad en segundas residencias

En los anteriores puntos hemos visto cómo reducir nuestro consumo. Obviamente, si lo conseguimos también se reducirá la factura de electricidad. Pero hay otra forma de ahorrar: revisar nuestra tarifa y buscar una tarifa con mejores condiciones.

Al pagar la factura de electricidad, no sólo pagamos por el consumo, sino que también se paga por la potencia contratada. La potencia eléctrica es la cantidad de kilovatios (kW) que podemos utilizar a la vez. Esta parte de la factura la pagaremos aunque no haya consumo en la vivienda.

Ver también

factura de luz de alquiler vacacional

En cuanto a la potencia contratada, cuanta menos potencia, menos pagaremos. Sin embargo, esto es algo bastante peligroso puesto que, si nos pasamos al bajarla, saltarán los plomos continuamente – lo cual es muy incómodo para los huéspedes. Además, bajar la potencia tiene un coste de unos 11 euros, pero subirla cuesta unos 50 euros el kilovatio, por lo que es mejor no arriesgarse.

Lo que hay que hacer para ahorrar en la potencia es contratar aquella tarifa que posea el término de potencia más económico. La mayoría de comercializadoras de energía poseen tarifas especiales para segundas residencias que cuentan con grandes descuentos en cuanto al término de potencia.

 Si tu vivienda va a estar mucho tiempo vacía, éste tipo de tarifas es una gran opción. Sin embargo, si la vivienda va a estar ocupado mucho tiempo, lo mejor es que escojas la tarifa que te ofrezca un término de potencia económico y un término de consumo que también sea económico.

Sobre el autor

selectra logotipoSelectra es un comparador de tarifas del mercado energético y de telecomunicaciones que ofrece a los consumidores la mejor oferta mediante un asesoramiento personalizado y eficaz.

Source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *