Hombres reparando el techo de una casa

Una Casa para Reparar es una propiedad a la venta que precisa reparaciones, actualizaciones, arreglos, o cualquier otro tipo de trabajo de mantenimiento. Las viviendas para remodelación son grandes inversiones. Debido a que frecuentemente se venden con grandes descuentos, los compradores no deben ofrecer tanto dinero para conseguirlas, y así pueden realizar las reparaciones necesarias para dejar la vivienda habitable o vendible. Las ejecuciones hipotecarias crean excelentes viviendas para remodelación. Desde el comienzo se ofrecen desde un 30 a un 60% de su valor, y además los compradores pueden negociar mayores descuentos cuando los inmuebles precisan algún tipo de trabajo. No importa si usted mismo es hábil en el campo de las reparaciones o si piensa contratar a alguien para que las realice, una casa para reparar puede llevarlo a ahorrar mucho al comprar una casa nueva o propiedades para inversión.

5 Motivos Que Explican la Popularidad de las Casas para Reparar

1. Precios de Venta Bajos

Debido a que las casas para reparar se venden con un gran descuento, usted podrá comprar por muchísimo menos de su potencial valor. Comprar una ejecución hipotecaria implica un descuento extra, y puede generar un margen de ganancias aun mayor. Cuando compra una vivienda para reparación, tendrá que invertir algo de dinero adicional para reparar o remodelar la propiedad. Sin embargo, con un buen manejo del presupuesto, la mayoría de los compradores terminan gastando mucho menos haciendo que el negocio valga la pena, obteniendo ingresos desde el 30%, hasta el 60% en la reventa.

2. Menos Competencia

Las casas para reparar no son para cualquiera. Muchos compradores hoy en día simplemente no quieren invertir en horas de trabajo extra. Pero si usted es del tipo de persona que disfruta de un proyecto, estas propiedades pueden ser una gran oportunidad. Ya que existen pocos compradores, tus chances de conseguir un precio realmente bajo son aún mayores. Esto generalmente significa que hay bastante tiempo para negociar, porque no hay apuro al comprar la casa antes de que alguien más la compre.

3. Potencial de Ganancias por Reventa o Remodelación de Viviendas

Para compradores que desean maximizar su potencial de ganancia en la inversión, las casas para reparar son frecuentemente la mejor respuesta. Los márgenes de ganancia son extremadamente altos si tú mismo realizas algo de trabajo al reparar una propiedad, consigues equidad y añades valor a la misma sin gastar un solo centavo, excepto por los materiales empleados.

4. Obtén Conocimientos Sobre Reparación para el Futuro

Pregúntale a cualquier comprador de viviendas para reparación: cuando compras una, siempre quieres comprar otra. Los compradores aprenden tanto al reparar estas casas, acerca de la construcción, sobre cómo se realizan las reparaciones, y cómo mantener una propiedad, que cada vez que compran una nueva todo se vuelve más fácil. Sólo un proyecto de vivienda para remodelación frecuentemente otorga el conocimiento sobre reparaciones de una vida entera que podrás aplicar en inversiones futuras y también utilizar para mantener en mejores condiciones tus propiedades.

5. La Satisfacción Personal de un Trabajo Bien Hecho

No hay mejor sentimiento que la satisfacción que siente un comprador al finalizar las reparaciones pertinentes para mudarse, rentar o vender la propiedad. Ver el proyecto completo desde el inicio hasta el fin y hacerlo por uno mismo, mientras al mismo tiempo se ahorra dinero, es un placer como ningún otro, y al final, tienes algo por lo que realmente sentirte orgulloso. ¡Sin mencionar la satisfacción adicional que obtienes cuando valoran tú casa por un 30 a un 60% más de lo que originalmente pagaste por ella!

Qué Buscar en una Vivienda Para Remodelación

1. Ubicación

Comprar una casa para reparar en un buen vecindario o una ubicación muy codiciada hará que sea muy fácil de vender una vez reparada. Asegúrate de investigar la zona de cada propiedad que consideres comprar. ¿Los inmuebles en esa área están aumentando su valor o perdiéndolo? ¿Existe una población en crecimiento? ¿Hay demanda por los bienes raíces en esa zona? La economía local, el sistema escolar y los demás servicios, ¿suman valor a la propiedad? Todos estos factores pueden impactar en cuánto crecerá tu inversión en valor, tanto al finalizar las reparaciones como en los años venideros.

2. Configuración y Diseño

Asegúrate de considerar la estructura básica de una casa que planeas remodelar. ¿Posee la propiedad un buen diseño de planos de casas?, ¿tendrás que derribar paredes o realizar cambios estructurales mayores para convertirla en una vivienda interesante? A veces, las reparaciones más caras pueden apilarse. La vivienda para remodelación ideal debe tener un buen ‘esqueleto’. Esto significa que debes intentar comprar casas con cimientos sólidos, buena configuración básica y diseño e integridad estructural. Al comprar una propiedad con estas características básicas, simplemente tendrás que agregar elementos para mejorarla, en lugar de tener que derribar la casa antes de poder remodelarla.

3. Condición

Juzgar la condición de una vivienda constituye una gran parte de elegir correctamente la propiedad para remodelación. Nunca compres una propiedad para reparar que posea más problemas de los que puedas manejar. Esto significa asegurarse de que posea buenos cimientos. Cualquier ruptura en los cimientos debe hacerle rechazar la propiedad de inmediato. Lo último que quieres para tu casa es que se convierta en un ‘pozo de dinero’, un proyecto que requiere de más dinero a medida que avanzas y encuentras problemas en é l. El mejor modo de evitar esto es contratar un inspector profesional. Estos profesionales sabrán que buscar exactamente, y frecuentemente pueden descubrir inconvenientes ocultos que los compradores promedio jamás notarían. Siempre y cuando planees por adelantado y preveas cada costo potencial, estarás en gran forma para separar las viviendas para remodelación buenas de las ordinarias.

Estimativos de Reparaciones en Viviendas para Remodelación

Un aspecto fundamental al comprar una vivienda para remodelación es calcular de antemano los costos y realizar estimativos generales acerca de cuánto dinero costará reparar la propiedad o remodelarla. Muchos compradores prefieren contratar contratistas profesionales para realizar un correcto asesoramiento y estimativos acerca de los costos. Pero todos los compradores deberían saber cómo distinguir reparaciones baratas, costosas, fáciles y difíciles. A continuacion presentamos una lista introductoria para que puedas hacerte una idea de lo que se considera una reparación pequeña y una mayor.

Reparaciones Pequeñas

Generalmente, todas las propiedades para remodelación van a necesitar una mano fresca de pintura, usualmente interior y exterior. Esto puede incluir lijar la pintura existente o quitar el empapelado, pero lo bueno de esto es que casi cualquier persona puede pintar el interior de una casa. Algunos eligen contratar profesionales para el exterior, pero el costo no suele ser muy elevado. En muchos casos, las ventanas deben ser remplazadas o mejoradas para ser más eficientes en el rubro energía y calefacción. Lo mismo para las puertas. Existen pequeños gastos que pueden hacer una gran diferencia en el valor general y la comercialización de una casa.

Luego están los accesorios del hogar y los servicios. Las cocinas modernas siempre generan un gran efecto en el valor de una casa, así que conseguir nuevos gabinetes o un lavabo puede ser muy importante. Puede que también desees instalar o remplazar el tapizado de las paredes en el resto de la casa, o los marcos de las puertas. Mejorar o remplazar la instalación eléctrica es otro gasto muy común. La iluminación moderna puede concebir un gran efecto en la apariencia de la casa y su valor. Algunos incluso puede que consideren mejorar la casa agregando comodidades como un deck exterior o un patio.

Generalmente, las reparaciones pequeñas y poco costosas son el tipo que se puede considerar como ‘cosméticas’. Puede que tomen algo de trabajo, pero no requerirán que se modifique de manera sustancial la estructura principal de la casa. Suelen también ser las cosas que más diferencia hacen en el atractivo visual de la propiedad.

Reparaciones Mayores

Una reparación mayor que los remodeladores suelen necesitar es un nuevo sistema de plomería y líneas de drenaje. Desafortunadamente, este es el tipo de trabajo para el que muchos necesitan contratar un profesional. Es importante concretar el trabajo de plomería correctamente en el primer intento, especialmente cuando se refiere a la forma en que tu casa se conecta con el sistema de drenaje. Las reparaciones del tejado son otro rubro muy común, y pueden resultar bastante caro. Sin embargo, algunos compradores eligen aprender a realizar esta tarea por sí mismos, y puede que tengan éxito. Pero si compras una propiedad en un área que recibe muchas lluvias o nieve, querrás asegurarte de que el techo sea reparado correctamente para evitar futuros daños mayores al resto de la casa.

Muchas casas antiguas requieren mejoras y actualizaciones en la Calefacción, Ventilación y Sistemas de Aire Acondicionado (sistemas HVAC). Sin embargo, a pesar de ser una reparación mayor, esto también puede ser un gran paso para reducir costos a largo plazo. Un efectivo y eficiente sistema HVAC puede ahorrarte muchos gastos en energía a futuro, y suele valer la pena pagarlo en muchos casos. Es también un gran elemento para lograr vender una propiedad. Muchos remodeladores pueden necesitar también actualizar los sistemas eléctricos. El trabajo con la electricidad suele preocupar a muchos compradores, así que asegúrate de analizar que tan extenso es el trabajo y si podrás realizar parte del mismo por tu cuenta o si debes de contratar un electricista para mayores reparaciones.

Otra reparación costosa aparece cuando decides remodelar completamente una cocina o un baño. Cambiar mesones, pisos, duchas, baños y cualquier otro cambio similar sumará costos rápidamente al total. Sin embargo, la buena noticia es que este tipo de trabajos son perfectos para ser realizados por los mismos propietarios. No se necesita conocimiento técnico o especializado en particular, sólo paciencia para aprender el oficio y hacer un poco de carpintería.

Inspecciones en Viviendas para Remodelación

Antes de comprar una casa para remodelación, es crucial una inspección (o varias). Puede que tú puedas calcular muchos de los costos de reparación, pero no hay nada como la seguridad de tener un verdadero profesional a tu servicio para confirmar si tus cálculos fueron correctos. Además, no hay nada como la opinión de un profesional que descubre un motivo que tú no habías encontrado para no comprar la casa.

Las certificaciones del techo siempre deben obtenerse previo a la compra de la vivienda. Si no estás dispuesto a remplazar un tejado, y la casa no pasa la inspección del techo, entonces no deberías de considerar esa propiedad. Las inspecciones de pestes son también muy importantes. Casas con daños causados por termitas pueden ser muy costosas de reparar, y como resultado de un daño muy extenso pueden aparecer problemas con la integridad de la estructura de la propiedad. Un inmueble infectado con alguna peste tendrá el doble de costos: el precio para eliminar la plaga, sumado al costo de remplazo de los elementos dañados.

Las inspecciones del alcantarillado también son muy pertinentes, así como los informes de ingeniería acerca de la integridad estructural y los cimientos de la casa. Estos son rubros en los que muchos compradores no tienen experiencia, y contratar un profesional puede ayudarte a analizar si la propiedad es lo que esperas que sea.

¿Son Para Ti las Propiedades para Remodelación?

Ahora que sabes lo importante acerca de comprar propiedades para remodelación y acerca de las reparaciones, puedes decidir si este negocio es apropiado para ti. Recuerda, algunas casas pueden requerir mucho menos trabajo que otras, y puedes estimar cuanto del trabajo estás dispuesto a realizar. Pero es importante para los compradores no descartar fácilmente una propiedad que requiere un poco de trabajo, ya que los ahorros adicionales que se obtienen frecuentemente valen la pena. Prueba buscar en nuestros listados de viviendas para remodelación y especiales para “reparadores” para conocer las propiedades disponibles en tu área. La mejor manera de decidir si una casa para remodelación es para ti es investigar lo que ofrece el mercado, y CasasEnRemate.com posee una de las bases de datos online más grandes con listados de propiedades para remodelación en cualquier lugar que desees.

Préstamos Especiales para Remodeladores

Puede que algunos remodeladores califiquen para los préstamos especiales disponibles a través del HUD (Housing and Urban Development) y la FHA (Federal Housing Administration). Como parte de sus esfuerzos para incrementar los propietarios y desarrollar vecindarios, comprar viviendas para remodelación en un área objetivo del HUD puede calificarle para un préstamo especial con bajos costos, lo que haces que comprar este tipo de propiedades sea aún más accesible. Estos préstamos pueden ser excelentes ofertas, porque la inversión del HUD en el área que estás comprando llevará al futuro desarrollo de la zona y a un aumento del valor de tu propiedad.

El HUD también ofrece préstamos que te permiten combinar los costos de reparación con los costos de compra de la propiedad dentro del mismo préstamo. El problema para algunos inversores en remodelación es que los bancos no les prestan el dinero para una propiedad hasta que las reparaciones están terminadas, pero el comprador no puede realizar las mismas hasta no comprar la casa. El préstamo del HUD 203(k) aborda este problema ayudando a los compradores a conseguir el dinero que necesitan para comprar y reparar una propiedad en un único y conveniente préstamo.

Source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *